¿Estamos en peligro de ser rescatados?

Ya estamos intervenidos y el Banco Central Europeo nos rescata cada cierto tiempo inyectando liquidez a nuestro decrépito sistema, pero públicamente no reconocen que estamos intervenidos porque eso supondría el fin del euro, ya que nuestra economía supone más del 11 por ciento del PIB de la Unión Europea.

Foto rescatada del perfil de Facebook de un amigo

Foto rescatada del perfil de Facebook de un amigo

¿Qué quiero decir con esto? Que antes de dejarnos quebrar, el BCE va a activar cuando sea necesaria la fuente de dinero que, por ejemplo, tanto refrescó a la economía española en los primeros meses del mandato de Rajoy, oxigenando la toma de decisiones del Gobierno y quitándole la presión añadida de los mercados a base de manguerazos de liquidez.

Alemania se opone (ahora ya con la boca pequeña) a que el Banco Central Europeo siga apagando el incendio español e italiano a base de Flexibilizaciones Cuantitativas para inyectar liquidez a unos bancos obligados a fusionarse y a sacar de los cajones los activos tóxicos y, si hace falta, malvenderlos o tirarlos al vertedero. Por su parte, el Banco Central Europeo se niega a actuar como prestamista de último recurso para países como España e Italia, que están tomando medidas adecuadas pero que necesitan tiempo para que las reformas vayan tomando cuerpo. De hecho, el Gobierno español pretende seguir con los ajustes, pero como no disponga de un colchón de seguridad para que se puedan aplicar los recortes, apaga y vámonos.

La cuestión ahora es si el Ejecutivo tendrá tiempo para que su programa surta efecto y ello dependerá de si la economía española tiene acceso a la financiación. En este contexto no podemos esperar nada de los mercados y de los inversores internacionales, que huyen víctimas del pánico a causa de la incertidumbre. Por eso la Unión Europea tiene la última palabra para sostener a España y a Italia mientras se aplican los recortes y se acomete una profunda reforma del sistema, que además pasa por dar un tijeretazo sustancial al sector público.

¿Será capaz Europa de aceptar el reto o los políticos acabarán abandonándonos a nuestra suerte? Yo creo que seguirán ayudando por la cuenta que les tiene, pero siempre lo harán al límite y llegarán mal y tarde, lo que significa que en los próximos años los españoles vamos a acabar mareados de tanto montar en la montaña rusa.

Texto extractado de la “Guía de inversiones muy rentables”. Suscríbete a 12 números por sólo 49,90 euros al año. +INFO AQUÍ

This entry was posted in Claves and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image