Oro y libertad están ligados

Las conferencias del Gold and Silver Meeting de Madrid son cada año más interesantes en su contenido y estimulantes desde un punto de vista intelectual. Uno de los conferenciantes, Ed Griffin, agitó conciencias al pedir a los defensores de la libertad y los derechos civiles que se movilicen para revertir la actual situación antes de que sea demasiado tarde.
(Nacho G. Mostazo >> 17/11/2011) El Instituto Gemológico Español acogió este miércoles 16 de noviembre una nueva edición del Gold and Silver Meeting, organizado por la Asociación Española de Metales Preciosos. Su vicepresidenta, Marion Mueller, que además es editora de oroyfinanzas.com, explicó al inicio del acto que necesitamos volver al “dinero honesto” porque estamos en una era de expansión crediticia sin límites, donde el mercado de derivados se eleva por encima del mercado real como una inmensa burbuja, un enorme casino del mercado financiero que mueve más de 1.500 billones de dólares al año, cuando el PIB mundial no llega a los 70 billones.

Juan Castañeda, profesor de economía aplicada en la UNED, pronunció una interesante conferencia sobre la historia monetaria del siglo XIX hasta nuestros días donde reivindició la intensa ligazón entre dos conceptos: libertad-democracia y oro-estabilidad. En el Gold and Silver Meeting también participó Chris Martenson, científico, comentarista económico y autor del seminario sobre economía, energía y medio ambiente “The Crash Course”, cuya conferencia también fue muy celebrada por los asistentes, que llenaban el auditorio del Instituto Gemológico.

Oro y libertad están ligados

James Turk, presidente de la Fundación GoldMoney, citó en su conferencia al economista Ludwig von Mises, cuando dijo que “es imposible evitar una explosión, un colapso catastrófico, al final de un proceso de expansión crediticia ilimitado” como el que ahora estamos viviendo. A juicio de Turk, estamos abocados a un proceso de hiperinflación. “El sistema se ha roto”, aseguró, para subrayar que “estamos generando más deuda de la que podremos pagar jamás y vamos a dejarle ese problema en herencia a nuestros hijos. Aquí hay cuestiones morales que debiéramos valorar”.

Según el presidente de GoldMoney, el valor real de la onza de oro ahora mismo es de 10.000 dólares, cuando su precio no supera los 1.800 dólares (recuerda que valor y precio no tienen por qué coincidir porque no son lo mismo). James Turk llega a esa conclusión aplicando una fórmula matemática de su creación. Se trata de una división donde coloca en el dividendo las reservas monetarias de los bancos centrales del mundo (nominadas en dólares) y en el divisor, las reservas en oro confesadas por los bancos centrales.

Para concluir, James Turk recordó la intensa ligazón que tienen oro y libertad, citando de nuevo a Ludwig von Mises: “Es imposible entender el sentido del dinero sólido sin comprender que fue creado para proteger a la gente de los gobiernos despóticos. El oro está tan enraizado con nuestra libertad como los mismos derechos civiles”.

Movilízate por la libertad

También habló sobre la libertad Ed Griffin, autor de “The Creature from Jeckyll Island” (un célebre libro sobre la Reserva Federal). Su conferencia fue muy estimulante desde un punto de vista intelectual, porque presentó su punto de vista sobre el dramático futuro que nos espera si no somos capaces de revertir la situación. El autor recordó que la democracia ha desaparecido de golpe en Italia y Grecia, donde tecnócratas designados desde Bruselas aplicarán las medidas que exige la Unión Europea sin intervención de dirigentes elegidos libremente por los ciudadanos.

Grifin explicó algo que casi nadie sabe: “La Reserva Federal es un cartel, no es una agencia del Gobierno. Es una corporación creada por un acta (Ley) del Congreso en 1913 y con poderes delegados para crear el suministro de moneda en Estados Unidos”. Desde su punto de vista, la FED fue creada por la banca para rescatarse a sí misma llegado el caso y así no perder su posición hegemónica en nuestra sociedad. “Rescatan bancos, rescatan empresas, se rescatan a sí mismos. Vivimos en un sistema en el que todo es por los bancos y para los bancos”, aseguró Griffin.

Al final de su conferencia, el escritor llamó a los asistentes a movilizarse. “Los enemigos de la libertad han tomado el control de la civilización. Si no le damos la vuelta al problema -dijo- acabaremos siendo víctimas de un sistema totalitario. Cuando la gente se gire exigiendo a los que crearon este problema que lo resuelvan, entonces los políticos les darán todo, pero también dirán que ellos deciden cuándo nos lo van a dar y cómo”. Según Ed Griffin, estamos abocados al “totalitarismo absoluto”, salvo que lo impidamos.
This entry was posted in Análisis and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.