Tijeretazo a las pensiones del futuro

Están nuestros políticos contentísimos porque han llegado a un acuerdo para la reforma de las pensiones. Intentan contagiarnos su alegría, pero los que tenemos menos de 50 años me temo que hoy no estamos para celebraciones.

(Nacho García Mostazo) La reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno con el acuerdo de parte de las fuerzas políticas representadas en el Parlamento y de los llamados agentes sociales, no va a obtener el aplauso de la sociedad, por mucho que se empeñen todos en hacernos creer que es lo mejor que nos ha pasado en nuestras vidas. Retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, aunque con excepciones, calcular nuestra pensión no sobre los últimos 15 años de cotización sino sobre los últimos 25, y obligarnos a cotizar 37 años para cobrar la pensión íntegra o 38,5 años si queremos jubilarnos a los 65, no es una buena noticia para los españoles de menos de 50 años, sobre todo por comparación con los que ahora se han jubilado o están a punto de hacerlo. Desde luego, se produce un agravio comparativo notable.

© Presidencia del Gobierno 2011

© Presidencia del Gobierno 2011

Con la reforma, el Estado pretende ahorrarse cuatro puntos del PIB, unos 40.000 millones de euros, una cantidad nada despreciable si pensamos que las arcas públicas españolas están llenas de deudas, pagarés y telarañas. Para el Estado es una buena noticia la reforma de las pensiones y los políticos lo celebran, pero para los ciudadanos supone una merma en nuestras futuras pensiones de aproximadamente un 20 por ciento. Cualquier estudio medianamente profundo llega a la misma conclusión. No cuentan esos estudiosos, sin embargo, con la más que probable subida de impuestos que vamos a vivir en España en los próximos años para que todo siga funcionando. A poco que suba un 10 por ciento la presión fiscal, los pensionistas del futuro, comparándonos con los de hoy, tendremos que vivir con un 70 por ciento de la pensión con la que ellos ahora llegan más o menos apurados a fin de mes.

¿Qué hacer ante la reforma de las pensiones?

Llevo tiempo insistiendo en que las pensiones del futuro van a ser una miseria. Los hijos del baby boom español, los que ahora tenemos menos de 50 años, vamos a tener pensiones paupérrimas. Para que el sistema público de salud y pensiones siga funcionando con una población cada vez más envejecida, los gobernantes del futuro tendrán que seguir recortando el gasto. Bien es cierto que tienen muchas partidas para elegir dónde meter la tijera, y no dudo que lo hagan, pero también es cierto que las pensiones del futuro no se librarán de nuevos recortes si los políticos así lo deciden. No obstante, una pérdida de poder adquisitivo del 30 por ciento para una pensión media que hoy no llega ni a los 900 euros significa que, cualquiera de nosotros que ahora tenemos menos de 50 años tendremos una pensión media al jubilarnos de una cantidad equivalente a unos 600 euros de hoy.

Además de los recortes, que seguramente irán haciendo los sucesivos gobiernos que veamos pasar durante nuestras vidas, España necesita urgentemente crear empleo para mantener encendido el motor y que todo siga funcionando. La demografía es muy tozuda. Seguro que has leído algún artículo o informe de los que he publicado al respecto. Por resumir, si España mantenía el sistema de pensiones actual, tendríamos que crear unos 12 millones de puestos de trabajo de hoy a 2050 para no quebrar. Con la reforma que ha aprobado el Gobierno, quizá ahora no sea necesario crear unos 3 millones de empleos cada década de aquí a 2050, pero sí 2,5 millones de puestos de trabajo cada diez años hasta tener, no ya 30 millones de cotizantes en 2050, pero sí unos 28 millones para garantizar la estabilidad.

¿Crees que eso puede suceder? A mi también me gustaría que ocurriera. Pero tengo mis dudas. Por eso ahorro sistemáticamente y trato de invertir con acierto. Aplico la Ley de los tres tercios, una sencilla fórmula de ahorro, procuro destinar parte de mis ingresos a la inversión pensando en un futuro con pensiones miserables, y escribo todos los meses una Guía de inversiones muy rentables en la que analizo el mercado para descubrir buenas oportunidades. El 31 de enero de 2011 a las 22.00 horas publicaré una nueva guía. Te recomiendo su lectura. Sólo cuesta 8,90 euros y si te suscribes por un año a 12 números, sólo te costará 49,90 euros, menos de la mitad que si compraras las guías una por una. La primera ha sido todo un éxito: “Yo tengo un plan” ya empieza a ser “Nosotros tenemos un plan”. ¿Te apuntas?

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.