La memoria de la Bolsa: +4,28%

Tras una semana como la vivida en la Bolsa española, uno no deja de preguntarse si los inversores tienen memoria de pez o memoria selectiva.

© Rahego by Flickr

© Rahego by Flickr

(Pablo L. Herrero) El año comenzaba con el miedo en el cuerpo de todos. Portugal a punto de ser intervenida, España en la picota, y sin dinero para ser rescatada, Alemania y Francia poniendo mil trabas a la ampliación del Fondo de Rescate… Sin embargo, el Ibex 35 ha registrado una subida semanal del 4,28%, alcanza una revalorización en 2011 del 9,84% (datos del viernes 21 al cierre de la sesión) y ha borrado de su mente palabras como “intervención”, “rescate”, “insolvencia”…

Analizando la semana nos tenemos que quedar con tres aspectos básicos. Por un lado, la habilidad del Banco de España para cambiar la emisión de Obligaciones del Estado, por la emisión de un Bono Sindicado. Este cambio permitió adjudicar deuda entre inversores institucionales con una rentabilidad menor de la que se habría obtenido en el mercado y, sobre todo, comprobando que el 75% de dicho Bono fue suscrito por otros países europeos.

Un segundo punto, también relativo a la emisión de deuda, fue la subasta del pasado martes. Las Letras del Tesoro tuvieron una demanda de casi 14.000 millones de euros (el máximo a adjudicar era de 6.000 millones) y, por si fuera poco, la rentabilidad se redujo de forma notable en relación a la anterior subasta de Letras del Tesoro.

¿Un banco basura en España?

El tercer punto ya es de carácter político. El vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba anunciaba tras el Consejo de Ministros la elaboración de un plan para reformar las cajas de ahorro. Sin entrar en más detalles, dejo claro que el objetivo del plan es incrementar la liquidez y la transparencia de este sector del mercado financiero, tan oscuro y opaco como cada Comunidad Autónoma quiere hacerlo. Parece que las (mal) denominadas “fusiones frías”, no han servido para mucho y que el mercado de cajas va a sufrir un nuevo terremoto en nuestro país. Queda saber cómo. Se habla de un banco malo que asuma, como ya se ha hecho en Estados Unidos, los activos tóxicos, o de la emisión de acciones por parte de las cajas que, en un primer momento serán compradas por el Banco de España para, posteriormente, comenzar a cotizar en la renta variable.

Sea como sea, los cambios pueden ser un punto de inflexión en el devenir de la economía española y de la confianza en ella, pero no hay que olvidarse del temor a una intervención de Portugal tras las elecciones de este domingo día 23 y de la posibilidad de un nuevo repunte de la prima de riesgo que, con el optimismo reinante, ha caído de forma espectacular durante la tercera semana de enero (el viernes se situaba en el entorno de los 200 puntos, frente a los 271 puntos del lunes 10 de enero).

Iberdrola, objetivo de ACS

Abandonando las grandes cifras macroeconómicas y el sentir de los inversores y los mercados, Iberdrola tiene que tener su espacio en una semana loca. Por un lado, la eléctrica ve cada día más difícil impedir la entrada de ACS en su Consejo de Administración. La constructora controla, directa e indirectamente, el 20% de la eléctrica, pero los Estatutos de Iberdrola provocan que vote como si tuviese un 10%.

La denominada Ley Antiblindajes entrará en vigor en unos meses, obligará a Iberdrola a retirar dichas limitaciones y, en consecuencia, admitirá a Florentino Pérez en su Consejo de Administración. En una vista en sede judicial en Bilbao, Iberdrola ha dejado clara su oposición a la entrada de ACS al considerar que su objetivo es “chupar” del valor de la compañía.

Y también ha sido protagonista Iberdrola tras la compra de la empresa brasileña Elektro por 1.800 millones de euros. Con esta operación, que se abonará en efectivo, Iberdrola se suma a otras grandes empresas (Telefónica, Santander, Repsol…) que ven en Brasil uno de los mejores mercados emergentes para los próximos años y una de las mejores opciones de inversión.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.